Purificación de gases mediante dosificación de sulfuro con la bomba dosificadora de émbolo LEWA ecoflow y bombas dosificadoras de membrana

En los procesos industriales de combustión se producen gases que contienen tanto sustancias inocuas como varias sustancias nocivas. Para reducir el impacto medioambiental, en muchos estados se aplican valores límite de componentes contaminantes en los gases de combustión. Estas sustancias contaminantes suelen ser partículas sólidas, cloruro de hidrógeno, dióxido de sulfuro o monóxido de carbono. Por ello es necesario someter estos gases de combustión a un proceso de purificación.

Muchos procesos de limpieza del gas de humo se realizan mediante filtrado eléctrico. Para aumentar la eficiencia de recolección del precipitador electroestático utilizado, puede dosificarse trióxido de sulfuro. Las bombas LEWA ecoflow en diseño de émbolo o de membrana con cabezales de bomba totalmente calefactados proporcionan soluciones óptimas para estas aplicaciones de dosificación de sulfuro.

Soluciones

Para la dosificación de sulfuro en el proceso de purificación de gases de combustión, las bombas LEWA ecoflow en versión de émbolo o de membrana son la solución adecuada:

  • LEWA ecoflow en versión totalmente calefactada (bomba émbolo o de membrana)
  • Tecnología de cabeza totalmente hermética y segura para sustancias peligrosas
  • Diseño especial de los cabezales de bomba con camisa calefactora completa: K511Z (émbolo) o M911Z (membrana)
  • Las juntas de válvula y de pistón pueden calentarse también con vapor.
  • Se evita de forma fiable el fraguado del sulfuro líquido (punto de fusión 115 ºC) en cualquier punto del cabezal de bomba.
  • El calentamiento intenso y la alta calidad de los materiales de las bombas garantizan una alta seguridad de procesos.
Flue gas cleaning with LEWA ecoflow pumps

Información general

Purificación de gases de combustión

En múltiples procesos de combustión se generan gases que pueden contener partículas de polvo, vapores de aceite y de ácidos, monóxido de carbono y otras sustancias tóxicas. Para reducir el impacto medioambiental es necesario purificar el gas de combustión.

Una posibilidad de purificar los gases de combustión es el filtrado eléctrico. En este proceso, las partículas de hollín y polvo se ionizan en un campo eléctrico. Las partículas con carga eléctrica migran al electrodo de recogida donde son descargadas. Se quedan adheridas al electrodo en forma de capa de polvo debido a fuerzas adhesivas. El electrodo debe limpiarse regularmente.

Para mejorar la eficiencia del precipitador electroestático se puede añadir trióxido de sulfuro (SO3) al gas de combustión. Para ello se funde primero el sulfuro y se añade en forma líquida a un quemador de sulfuro, donde se produce una mezcla de aire y trióxido de sulfuro. Esta mezcla se dosifica al gas de combustión. El SO3 reacciona con el hollín en suspensión cambiando la resistencia eléctrica del gas de combustión.

Este condicionamiento del gas de combustión aumenta considerablemente la capacidad recolectora del precipitador electroestático y tiene más o menos el mismo efecto que duplicar el volumen del filtro.

Con las bombas LEWA se cumplen los límites legales de emisión y se reduce la contaminación medioambiental. Nuestra progresiva y elaborada tecnología proporciona soluciones eficientes para estas aplicaciones.

Persona de contacto

Con el navegador encontrará la línea de productos que más se adapta a sus necesidades.

Navegador de bombas

No se pierda ninguna noticia. Suscríbase a nuestro boletín informativo.

Suscríbase ahora