Purificación del "agua producida" en la producción de crudo con soluciones LEWA

Durante el proceso de perforación en la producción de petróleo y gas, el "agua producida" surge como subproducto. Contiene crudo residual, varios metales pesados, arena y residuos biológicos o químicos.

LEWA ofrece soluciones específicas para el cliente y la aplicación, que filtran todas las sustancias del agua. Las Soluciones de Tratamiento de Agua Producida de LEWA son herméticas e incorporan varias opciones para un control y una regulación exactos. Una vez purificada el agua puede devolverse al mar.

Soluciones

Ventajas de las Soluciones de Tratamiento de Agua Producida LEWA:

  • Sistema hermético y sin fugas.
  • Con el sistema se pueden alcanzar incluso caudales muy pequeños (~ 1 l/h).
  • El uso de materiales resistentes a la corrosión (por ejemplo 6Mo, super duplex), hace que el sistema sea adecuado para biocidas.
  • Los ajustes neumáticos o eléctricos de la longitud de carrera permiten un control proporcional del flujo.
  • Las bombas de membrana tienen un sistema integrado de control de membrana (local o remoto), que evita paradas inesperadas y los elevados costes de mantenimiento que suponen éstas.
  • Las soluciones "plug & play" reducen el tiempo de puesta en funcionamiento.

Información general

¿Qué es agua producida y de dónde sale?

El agua producida es un subproducto de la producción de crudo. Suele salir de capas subterráneas de agua en inmediata vecindad a yacimientos de petróleo. Sobre todo en perforaciones antiguas es necesario introducir agua o vapor de agua dentro para poder seguir extrayendo petróleo.

Esta agua también está contenida en el crudo extraído. Tras la limpieza del crudo queda el agua producida. Cuanto más tiempo lleva en uso una perforación, mayor es la cantidad de agua producida y menor la cantidad de crudo extraído. El agua producida contiene sustancias tóxicas y nocivas y no debería ser nunca vertida al circuito natural del agua.

Con las Soluciones de Tratamiento de Agua Producida se limpia el agua producida de residuos de crudo, gases y arena, metales pesados y residuos biológicos o químicos.

Según las restricciones internacionales y regionales, el agua debe cumplir estrictos requisitos de pureza. La OMI (Organización Marítima Internacional) ha especificado valores límite para la cantidad de crudo residual en el agua producida. Los valores están en 15 ppm, y en algunas regiones marítimas más sensibles, incluso en 5 ppm.

Persona de contacto

Con el navegador encontrará la línea de productos que más se adapta a sus necesidades.

Navegador de bombas

No se pierda ninguna noticia. Suscríbase a nuestro boletín informativo.

Suscríbase ahora