Procesos en la industria del aceite comestible

Para satisfacer la demanda mundial de aceites comestibles se utilizan cerca de 40 plantas diferentes para su producción.

Dependiendo de la región, se utilizan las más diversas semillas y frutos. La base de estos aceites de semillas es, entre otros, soja, colza, girasol, maní, coco, almendra de palma o linaza. Los aceites de pulpa se obtienen, entre otros, de aceitunas, aceites de palma y aguacates.

Para la producción de aceite comestible, las bombas trabajan principalmente en el rango de las bajas presiones; recomendamos para estos procesos el uso de la serie de bombas LEWA ecodos.

Solución

Las ventajas de las bombas LEWA ecodos en la refinación de aceites comestibles:

  • Bombas de membrana selladas herméticamente
  • Máxima fiabilidad
  • Buena relación coste/beneficio
  • Unidades propulsoras robustas, diseñadas para servicio continuo
  • Membrana sándwich de 4 capas patentada de puro PTFE
  • Funcionamiento de emergencia también en caso de rotura de la membrana (señalización)
  • Los materiales en contacto con el fluido cumplen las normas alimentarias

Debido a las excelentes características que ha demostrado la LEWA ecodos en plantas de la industria de aceites comestibles, cada vez más bombas de otros tipos están siendo reemplazadas.

LEWA es miembro de los organismos que lideran el diseño higiénico de bombas e instalaciones, y puede entregar productos certificados de acuerdo a las normas correspondientes:

Áreas de aplicación

Las bombas dosificadoras de membrana LEWA se utilizan en la fabricación industrial de aceites comestibles domésticos – principalmente en procesos de refinación:

  • Durante el desgomado
  • Durante la neutralización, también llamada desacidificación

Las bombas dosifican ácido fosfórico, ácido cítrico o soda cáustica en el proceso.

Production of edible oil, process scheme

Información general

Descripción del proceso

La obtención del aceite de semillas y frutos se realiza generalmente por prensado o extracción.

El aceite que se obtiene por prensado sin suministro de calor externo, se conoce como aceite prensado en frío. Este aceite no debe refinarse. Después del filtrado y el embotellado estos aceites están listos para el consumo.

El rendimiento del aceite es mayor cuanto mayor es la temperatura. Esto nos lleva al prensado con aporte de calor.

A temperaturas >100 °C se habla de un "prensado en caliente". El aceite crudo así obtenido debe someterse necesariamente a un refinado.

Este término se refiere a una combinación de procesos físicos y químicos para eliminar componentes no deseados y relacionados con el medio ambiente, tales como

  • Fosfátidos
  • Ácidos grasos libres
  • Colorantes
  • Olores y sabores
  • Ceras
  • Metales pesados
  • Pesticidas

del aceite crudo.

Básicamente, el refinado tradicional consta de los siguientes pasos:

  • Deslecitinización
  • Desgomado
  • Desacidificación o neutralización
  • Blanqueado
  • Desodorización

Además de esta refinación química clásica, también es importante el refinado físico. Técnicamente es más complejo, pero tiene solamente dos etapas de proceso combinadas, el desgomado y preblanqueado, y la desacidificación y desodorización.

Las principales ventajas son un menor impacto medioambiental y una reducción de las pérdidas de refinación. La desventaja es que, dependiendo del tipo de aceite, se requiere un desgomado considerablemente mejor.


Definiciones:

Deslecitinización
Una forma especial de desgomado para la obtención de lecitina.
La deslecitinización se aplica exclusivamente para tipos especiales de aceite, como p. ej. el aceite de soja, para los cuales el procesamiento específico es rentable.

Desgomado
Precipitación de fosfátidos hidratables mediante la adición de agua y calor. Los fosfátidos no hidratables restantes pueden disolverse mediante la adición de ácido. Los aditivos preferidos son el ácido fosfórico o el ácido cítrico. Por calentamiento a aproximadamente 90°C se descomponen los compuestos de proteínas y carbohidratos que enturbiarían el aceite. Las etapas de proceso decantación o separación completan el desgomado.

Desacidificación
Mediante la adición de soda cáustica se eliminan los ácidos grasos que afectan negativamente el sabor y el período de conservación. El jabón resultante se succiona o se extrae en centrífugas.

Blanqueado
En este paso se separan los colorantes, hidroperóxidos y metales pesados.

Desodorización (vaporización)
Aquí es donde se producen las temperaturas más altas del proceso de refinación. A unos 240°C, se separan los olores y sabores indeseables. También se eliminan los compuestos volátiles (incluyendo los rastros de hexano) y los pesticidas.

Persona de contacto

Con el navegador encontrará la línea de productos que más se adapta a sus necesidades.

Navegador de bombas

No se pierda ninguna noticia. Suscríbase a nuestro boletín informativo.

Suscríbase ahora