Inyección de metanol en la industria petrolera y del gas con paquetes y plataformas LEWA

En la industria petrolera y del gas, el metanol se utiliza principalmente para el secado y el deshielo.

El metanol se inyecta tanto en forma intermitente como continua. Evita la formación de hidratos, principalmente en los yacimientos offshore y reduce el punto de congelación de los contenidos de agua durante el transporte de petróleo y gas.

El alto grado de seguridad y los menores costes de energía de las bombas y sistemas LEWA, hacen que su utilización sea ya rentable poco después de su instalación.

Solución

Ventajas de los paquetes LEWA para la inyección de metanol:

  • Fiable y sin fugas para presiones hasta 1200 bar
  • Muy buena capacidad de aspiración, gracias a la recuperación de membrana a resorte de la cabeza de bomba M900
  • Larga vida útil de las membranas (10.000 horas y más)
  • Fiable y rápido sistema de supervisión de membrana para una máxima fiabilidad del proceso en rangos de presión extremos
  • Cambio de membrana muy sencillo
  • Todas las piezas móviles de la cabeza de bomba están protegidas en un baño de aceite
  • El diseño especial de LEWA permite hacer frente fácilmente a elevadas presiones de aspiración y a desconexiones con altas presiones de bombeo
  • Requisitos de mantenimiento extremadamente bajos y supervisión fiable, por tanto:

    1. Adecuados para operaciones tanto con personal como también sin personal
    2. Diseñados tanto para el funcionamiento continuo como intermitente en aplicaciones de inyección con baja/media y alta presión

  • Se evitan costosas interrupciones en la producción por medio de la membrana sándwich: La bomba no debe desconectarse inmediatamente, la operación puede continuar hasta que el equipo de reparación esté en el sitio y las tareas se adecuen al programa de trabajo

Otras ventajas

  • Diseño compacto y modular que permite la instalación en el espacio existente (p. ej. en FPSOs)
  • Admite caudales de bombeo desde varios cientos (inyección continua) hasta varios miles de litros por hora (dosificación intermitente)
  • Las bombas múltiples con un preciso desplazamiento de fase permiten una dosificación uniforme y de baja pulsación, incluso sin amortiguador de pulsación
  • No requiere una bomba de aceite separada con instrumentos de regulación y control, porque el cárter dispone de lubricación por inmersión

Información general

El metanol es un producto derivado del proceso de refinación.

Propiedades del metanol:

El metanol es altamente inflamable y arde con una llama brillante. Es apenas visible a la luz del día y por lo tanto es extremadamente peligroso. Pueden formarse mezclas gas/aire inflamables, es posible una ignición electrostática (incluso a partir de una concentración de solo 25 %). Los productos de la descomposición son dióxido de carbono, monóxido de carbono y formaldehído.

El metanol en sí mismo no es tóxico, pero las enzimas que este segrega en el cuerpo humano forman formaldehído y ácido fórmico. Estos productos son altamente reactivos (formaldehído) o extremadamente ácidos (ácido fórmico). El tiempo de reacción en el organismo es de 15 horas o más, de modo que a menudo es imposible determinar el verdadero desencadenante del envenenamiento. Por ello, el metanol debe manipularse con mucho cuidado y procesarse de una manera tan hermética y libre de fugas como sea posible.

Uso de LDHI:

En casos excepcionales se utilizan sustitutos del metanol, denominados LDHI (Low Dosage Hydrate Inhibitors). Esto ocurre cuando el proceso de refinación posterior de la plataforma de producción no tolera el metanol, dado que la última etapa de tratamiento del agua se lleva a cabo biológicamente. El metanol mataría los microbios que se utilizan para la eliminación final de los residuos de petróleo. Como los LDHI son más caros que el metanol, solo se los utiliza cuando realmente se los especifica.

Al utilizarlos debe tenerse en cuenta que las cantidades inyectadas de LDHI son significativamente menores, normalmente solo 1/10 o 1/20 de las cantidades de metanol. Además, a altas presiones (>350 bar) pueden cristalizar y ser muy abrasivos, y p. ej. requerir el uso de válvulas de carburo de tungsteno.

Persona de contacto

Con el navegador encontrará la línea de productos que más se adapta a sus necesidades.

Navegador de bombas

No se pierda ninguna noticia. Suscríbase a nuestro boletín informativo.

Suscríbase ahora