Inyección de sulfuro de hidrógeno y dióxido de carbono con bombas de proceso LEWA

El incremento paulatino de las directivas de protección ambiental está imponiendo requisitos cada vez más estrictos a las máquinas utilizadas en la industria de procesos.

La introducción del impuesto al CO2 y de requisitos legales más estrictos en algunos países, son las razones por las cuales se inyectan las grandes cantidades de H2S y CO2 producidas en los procesos de refinación.

Solución

Las bombas de émbolo o rotativas solo pueden operar en forma segura para la inyección de sulfuro de hidrógeno y dióxido de carbono utilizando costosas medidas adicionales.

Utilizando bombas de membrana de proceso, estas tareas de bombeo pueden resolverse fiablemente hasta potencias de 1.000 kW, con dos bombas en paralelo hasta mucho más de 1000 kW .

Las características más importantes de las bombas de membrana de proceso LEWA en aplicaciones críticas son:

  • Hermeticidad
  • Caudales de bombeo implementados anteriormente hasta 110 m3/h
  • Seguridad para funcionar en seco
  • Alto rendimiento incluso bajo carga parcial
  • Sistema de supervisión de membrana en la versión estándar
  • Sistemas de monitorización de estado en línea y fuera de línea
  • Flexibilidad mediante control de velocidad
  • Admite sin problemas composiciones variables de flujos de material y contrapresiones
  • Admite el transporte de fluidos que contienen sólidos
  • Alta fiabilidad y disponibilidad
  • Larga vida útil de la membrana
  • Bajos costes de mantenimiento
  • Los costes del ciclo de vida son bajos

Para optimizar la eficiencia energética durante la inyección, se recomienda una combinación de compresores y bombas de membrana de proceso.

Más información en nuestro artículo técnico

Inyección CCS con compresores y bombas de membrana de proceso



Ejemplo: Sistema para inyección de CO2, compresor de émbolo de 3 etapas con bomba de membrana triplex.

Información general

Descripción del proceso

El sulfuro de hidrógeno es un compuesto de azufre e hidrógeno, con la fórmula química H2S. Es inflamable, incoloro, tóxico y huele a huevo podrido. Se trata de un ácido débil, cuyas sales son los sulfuros y sulfuros de hidrógeno.

En la naturaleza, el sulfuro de hidrógeno se presenta como un componente muy variable en el gas natural y el petróleo, como gas volcánico y disuelto en aguas de manantial. También se origina en procesos de putrefacción y descomposición por la desintegración de biomasa, en vertederos de basura o en tuberías de alta presión de aguas residuales.

Fuente: Wikipedia, febrero de 2012

Persona de contacto

Con el navegador encontrará la línea de productos que más se adapta a sus necesidades.

Navegador de bombas

No se pierda ninguna noticia. Suscríbase a nuestro boletín informativo.

Suscríbase ahora