Inyección de inhibidores de corrosión con bombas y paquetes LEWA

Los elevados precios del petróleo y del gas favorecen la explotación de yacimientos de petróleo/gas con menor rendimiento, así como el aprovechamiento de campos con reducido porcentaje útil y mayor proporción de agua/CO2/H2S.

La inyección de inhibidores de corrosión es esencial para lograr un bombeo eficaz.

Los agentes anticorrosivos utilizados absorben el oxígeno o forman una capa protectora en la pared interior del tubo, evitando así la corrosión.

Solución

Ventajas de las bombas dosificadoras de membrana y paquetes LEWA en la inyección de inhibidores de corrosión:

  • Las bombas de membrana herméticas de LEWA son ideales debido a las altas presiones y al hecho de que algunos inhibidores son cancerígenos (p. ej. cromato/hidracina)
  • Es posible el uso de materiales especiales resistentes a la corrosión (asientos de válvula de Hastelloy, esferas de válvula de cerámica de óxido)
  • Diseñadas para temperaturas extremas
  • Una alternativa que ahorra espacio y es más económica que los distribuidores de caudal es la distribución de inhibidores de corrosión con una bomba dosificadora múltiple fácil de mantener. Esta posee una cabeza de bomba de reemplazo que puede energizarse de forma rápida y segura en cada línea de inyección por cada accionamiento de la válvula
  • En caso de dosificación lenta (slug) se recomienda la instalación de bombas dosificadoras o sistemas con motores de 2/6 polos. Así es posible comandar la dosificación lenta y normal a muy bajo costo

Información general

Descripción del proceso

Se distingue entre los inhibidores de corrosión anódicos y catódicos.

En la producción de petróleo y gas se utilizan principalmente los inhibidores de corrosión catódicos.

En la producción offshore, los sitios de extracción son conducidos hacia aguas cada vez más profundas. Con ello aumentan las presiones de bombeo. Mientras que en tierra son suficientes 160-250 bar, la presión en sitios offshore es a menudo superior a 900 bar. Los caudales de bombeo son generalmente de unos 50 l/h. La inyección se realiza en forma continua.

Las posibles reacciones químicas deben reconocerse y tenerse en cuenta:

Los componentes del petróleo crudo provocan corrosión y sedimentaciones. Un remedio para esto es la inyección de inhibidores de corrosión o deposición. El éxito se ve limitado si se combinan estos aditivos, ya que los dos químicos se neutralizan y, por lo tanto, no producen ningún efecto.

Se debería analizar si una reducción del volumen de inyección del inhibidor de corrosión no produce un contenido ácido residual en el petróleo crudo, que descompondrá de todos modos las sedimentaciones.

Distribución centralizada de inhibidores de corrosión:

Si se alimentan varios puntos de inyección con inhibidores de corrosión en un lugar centralizado, deberá tenerse en cuenta el uso de distribuidores de caudal de bombeo. Para ello solo debe instalarse una bomba grande para proporcionar el caudal total de bombeo y un sistema múltiple de distribución.

A través de pequeñas válvulas y dispositivos de compensación de presión, los caudales se dividen y entregan a los diferentes puntos de inyección. Sin embargo, la necesidad de espacio solo es presuntamente menor, ya que cada punto de inyección requiere un mando separado. Además, el fluido inyectado debe ser muy puro porque de lo contrario puede atascarse al trabajar con válvulas de compensación de presión con tolerancia muy estrecha.

Los líquidos de alta pureza y los componentes muy pequeños son muy sensibles a las fluctuaciones de viscosidad y presión.

Persona de contacto

Con el navegador encontrará la línea de productos que más se adapta a sus necesidades.

Navegador de bombas

No se pierda ninguna noticia. Suscríbase a nuestro boletín informativo.

Suscríbase ahora